Reflexiones de una viajera

Hoy no voy a hablar de ningún lugar en concreto, sino de algunas reflexiones que me gustaría compartir con vosotros. Estoy en el ecuador de mi viaje, ya llevo un mes y medio viajando con mi mochila, conociendo lugares fantásticos y ciudades maravillosas. Pero lo que más me está enriqueciendo en este viaje es, sin duda, la gente y los amigos que estoy conociendo en el camino. Las conversaciones compartidas con ellos no tienen precio, son momentos únicos que me están permitiendo aprender muchísimo con y de los demás.
Como me dijo un buen amigo, Javier, antes de emprender este viaje… Es una peregrinación, un viaje de descubrimiento, tenía toda la razón, está resultando una vía de conocimiento de mí misma, a través de los demás, hacia fuera y hacia dentro al mismo tiempo. He compartido momentos de conexión, por ejemplo, con una familia ecuatoriana, hablando de la situación social y política de su país, con una amiga de China que vive en Washington hablando de la realidad laboral china o con una amiga de Guatemala sobre la situación de la mujer en su país.

Jardín Botánico, Golden Gate 
Park, San Francisco

Creo que en la vida es importante pararse a pensar, de vez en cuando, dónde estamos y hacia dónde queremos ir… Cuestionarnos si lo que estamos haciendo, o lo que somos, es lo que realmente queremos ser y hacer. Esto es algo que he compartido con muchos viajeros, y en muchas ocasiones hemos coincidido que el viaje nos está permitiendo “tomar perspectiva” de nuestra vida, poder analizar y poder elegir hacia dónde queremos dirigirnos. Qué curioso, aunque no es siempre necesario emprender un viaje, el tomar esa distancia quizás ayuda a enfocarse mejor. Conocer otras formas de ver la vida, otras culturas, algo más allá de los “muros de tu jardín”… Y, de nuevo, hace falta saltarse las normas, salir del camino convencional, y, por supuesto… lidiar con las barreras que nos podemos encontrar para ello. Cuando te sales del camino que los demás “esperan que sigas” tienes que estar preparado para tener que responder a personas que van a verte raro, diferente… De todas las veces que he tenido que enfrentarme a esta situación me hizo gracia la que que viví en un aeropuerto en USA, donde el policía del control de pasaportes, (se escudan en su situación de poder que les da supuestamente derecho a preguntar todo lo que se les ocurra…) empezó a cuestionarme por qué viajaba sola… Mi respuesta no pudo ser más sencilla… Y por qué no? El sonrió, pero quiso seguir indagando: No tienes marido que te acompañe? No tienes hijos? Cuando respondí que no, el fue más allá: Y no te importa? (imagino que esto lo preguntó ante mi gran sonrisa y mi cara feliz). Comprendí que era un poco absurdo intentar explicarle a este buen hombre que no me hacía realmente falta para ser feliz, pero me resulta curiosa esta cuestión… a lo que se considera “cierta edad”, el salirte de lo convencional, de lo establecido, puede parecer “raro”. Creo que hay muchos caminos para ser feliz, no existe solo una opción, y no es, por supuesto, la misma para todos. Lo importante es ser feliz con la opción que tu elijas, no elegir la que se supone “que te corresponde” . Me queda la duda de si este policía le hubiera preguntado lo mismo a un chico de mi edad viajando solo…  Es cierto, que también, ante mis respuestas, lo único que el me dijo fue… “Tienes suerte, yo estoy casado y con hijos y no voy a poder viajar a Francia, que es lo que siempre he querido hacer”. No digo que una opción sea mejor que otra, simplemente son diferentes.. Sólo que no juzguemos lo que “debería ser”, hay tantas opciones como queramos, y somos cada uno de nosotros los que elegimos… sabiendo además que, cuando queramos, podemos cambiar la dirección de nuestras vidas y tener nuevas prioridades e ilusiones.

Yosemite National Park

El Grand Canyon, un paisaje que sobrecoge…

El Grand Canyon, en el estado de Arizona, ofrece una combinación única de colores y tamaños en sus capas geológicas, que son fiel reflejo del paso de mas de 1.870 millones de años. Con unos 446 km de largo, 29 km de ancho y 1,6 km de
profundidad, el Parque Nacional ofrece un gran variedad de fauna y flora, desde el desierto
cerca del Río Colorado hasta los bosques del North Rim.

Grand Canyon
South Rim, Grand Canyon 
Desde Las Vegas se tardan unas cuatro horas en llegar al Grand Canyon, recorriendo la famosa Ruta 66. Es divertido recorrer este “camino de libertad” y encontrar apasionados moteros, grandes camiones americanos llenos de luces, coches antiguos descapotables y parar a reponer fuerzas en sus numerosos restaurantes de carretera.
 Mitica Ruta 66
Con un motero australiano en la Ruta 66
 Recomendación:

* Excursión Grand Canyon: Sweetours, Las Vegas.

Las Vegas, living la vida loca…

Puede que te enganche su
despliegue de lujo, la ostentación de la que hacen gala los hoteles y
casinos, el derroche de placer para los sentidos, o que te agobie esa
sensación de artificialidad, de que todo es irreal, de mentira, un burdo
montaje para impresionarte y que te envuelva esa ola de consumismo y
superficialidad… No obstante, lo qué está claro es que Las Vegas jamás
te dejará indiferente…

Welcome to Las Vegas

Las Vegas, en el estado de Nevada, es una ciudad de unos 500.000
habitantes que tiene más de 150 hoteles, muchos de ellos de lujo y con
capacidad para miles de personas, (su hotel-casino más grande, el
Caesar’s Palace dispone de 7.000 habitaciones).

En Las Vegas se pueden escuchar las canciones de los gondoleros que
pasean sus góndolas por los canales del Venezian Hotel, admirar réplicas
de la Fontana di Trevi o el David de Michelangelo en el Caesar’s
Palace Hotel, ver la Estatua de la Libertad o Little Italy en el New
York, New York Hotel o la Tour Eiffel en el Paris Hotel, todo ello sin
salir de la misma avenida. 
Eiffel Tower, Paris Hotel
Por la noche, muchos de los hoteles ofrecen
espectáculos gratuitos: la erupción de un volcán en Le Mirage Hotel, un
abordaje de piratas con efectos pirotécnicos en el Treasure Island Hotel
o una preciosa combinación de luces, música y agua en las fuentes del
Bellagio Hotel. 
Pero, obviamente, todo esto tiene una doble cara que a
mí me ha impactado muchísimo… un enorme índice de vagabundos, de
drogadictos deambulando por las calles, prostitución, drogas y alcohol
como nunca antes había visto… y muchas personas que no pueden
controlarse y pierden miles de dólares en una sola noche.. “What
happens in Las Vegas stays in Las Vegas”… No lo creo…
Fremont Street
Aeropuerto de Las Vegas

Además en Las Vegas hay diariamente unas 300 bodas… de ellas un 5%
serán divorcios en menos de una semana… Welcome to Las Vegas!
 Viva Las Vegas Wedding Chapel

Recomendación:
* Alojamiento: Hostel Cat, 1246 South Las Vegas Boulevard, Las Vegas. 

Fin de mi tercera etapa (Guatemala)

La verdad es que la idea preconcebida con la que llegué a Guatemala no podía ser más desastrosa: “es un país peligrosísimo”, “no puedes salir sola a la calle”, “no cojas autobuses locales”, “te roban o te secuestran”,…
Siendo sincera, con más miedo que otra cosa llegué a Guatemala, y, gracias a Dios, contradiciendo todo pronóstico, mi experiencia en este país ha sido magnífica. Sí es cierto que es un país donde hay que extremar las precauciones, sobre todo en Ciudad de Guatemala, donde hay un alto índice de delincuencia, y muchas personas tienen armas, además de haber muchas zonas de la ciudad muy pobres, y de haber todavía problemas relacionados con el narcotráfico.
Pero, una vez más, han sido muchas más las personas amables que he encontrado en el camino,con las que he podido compartir grandes momentos, risas y conversaciones…
Ahora preparada para mi siguiente destino, que estoy segura de que va a ser radicalmente distinto de lo visto y vivido hasta ahora…Las Vegas!
En La Antigua, con Ale y Jo, y nuestras
anfitrionas, Jaqui y Caroll
                    Con Jo (Alemania) y 

Alejandro (México)

Con Gladys en el mercado de artesanía, 
Ciudad de Guatemala
Comiendo en Panajachel con amigos de 
varios países: El Salvador, Argentina, 
Turquía, Suiza, Brasil, Guatemala…
Con Matia y Chris, (Suiza)
Comiendo en el PN Tikal con amigos 
de varias nacionalidades: México, 
Puerto Rico, Guatemala, Inglaterra

Recomendacion:
* Restaurante: Cafe Saul, zona 10
* Alojamiento: Hostal Los Lagos, al lado del aeropuerto, Ciudad de Guatemala.

Tikal, cuna de la cultura maya

Descubierto en 1848, Tikal fue declarado por la Unesco en el año 1979 Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. La ciudad de Tikal nos da una gran información sobre los ritos, costumbres y conocimientos que el pueblo maya tenía muchos cientos de años antes de Cristo.

Tikal
 Plaza de los templos, Tikal
Ceiba, árbol nacional de Guatemala
Muy cerca de Tikal hay un pueblo muy bonito, se llama Flores, y está situado a orillas del Lago Petén Itzá, es muy recomendable visitarlo, y, sobre todo, las vistas desde la zona de San Miguel.
Isla de Flores, desde San Miguel
Recomendación:
* Alojamiento: Chantunha Hostel, zona San Miguel, Flores.

Panajachel, a orillas del gran lago Atitlán

El lago Atitlán es considerado uno de los lagos más grandes y más bonitos del mundo. Desde Panajachel se pueden admirar unas vistas impresionantes, en las que el lago nos ofrece diferentes colores según la luz: celeste, gris, verde, azul oscuro…
 Lago Atitlán
A unas tres horas en bus desde el Panajachel se llega a Chichicastenango, que es un lugar muy famoso por su mercado. Los jueves y domingos se celebra este tradicional mercado, en el que todavía se realiza el trueque, y donde acuden muchos indios de las poblaciones cercanas. De la población de Guatemala, (unos 15 millones de personas), el 60% son indígenas.
Un domingo en el 
mercado de Chichicastenango 
Además, no hay que perderse la visita a la Iglesia de Chichicastenango, donde conviven el culto católico y el indígena. Cada domingo dentro de la iglesia se pueden ver chamanes realizando sus ritos con velas,incienso,pétalos y licor que ofrecen a sus dioses, (todo ello porque bajo la actual iglesia critiana tenían los altares donde adoraban a sus dioses y ellos siguen yendo al mismo lugar para hacer sus ofrendas).
A la entrada de la iglesia 
de Chichicastenango

Fin de mi segunda etapa (Ecuador)

Los días que he pasado en Ecuador han sido maravillosos, estas dos semanas me han resultado muy intensas, me da  la impresión de que he estado mucho más tiempo… Han sido muchos destinos: Guayaquil, Puerto López, Islas Galápagos, Quito, Mitad del Mundo… Ecuador me ha sorprendido muy gratamente, es un país maravilloso con muchos lugares preciosos que te impactan. Es cierto que el tesoro más conocido son sus increíbles Islas Galápagos, pero hay muchísimos sitios interesantes para conocer.
Los ecuatorianos que he conocido han sido gente fantástica, muy hospitalarios, muy amables y siempre deseando ayudar… muchos de ellos, sin conocerme de nada, se han desvivido por hacer que me sintiera como en casa,… y lo han conseguido! Me ha encantado su generosidad y su amabilidad…

He tenido la oportunidad además de conocer en estas dos semanas amigos de casi todos los continentes: australianos, americanos, canadienses, japoneses,colombianos, argentinos, brasileños, venezolanos,de muchos países de Europa,
Me sorprende la cantidad tan grande de personas que viajan solas, varios meses o un año, por todo el mundo, por el hecho de conocer y  descubrir… en otros países es algo bastante frecuente… Lo mejor que me llevo en la mochila son estos momentos compartidos con amigos viajeros encontrados en el camino…
Espero que mi siguiente destino, Guatemala, sea tan maravilloso como lo que he conocido hasta ahora…
Cenando con amigos en Guayaquil, 
de izquierda a derecha:Diego, Carmen,
Paulo, yo, Verónica y Lucho
Con Kristina y Barbara, dos amigas eslovacas
 que conocí en Galápagos
Con Tamara, de Santa Cruz (Islas Galápagos) 
Con amigos en Quito, Tee (EEUU),
Gabriel (Canada) y Agata(Polonia)
Comiendo en la Mitad del Mundo
con Oscar, Leti y Otto

La gastronomía ecuatoriana, una delicia de sabores…

Con algunos puntos en común con la gastronomía peruana, la ecuatoriana es una cocina rica en sabores y platos típicos, en general menos “picante” y con una variedad muy amplia.
También tienen sopas y cremas muy ricas tradicionales; caldo de gallina criolla, sopa de patas y, mi favorita, el locro de queso, (crema de patatas, queso, cebolla y aguacate… riquísima…).
Locro de queso
Muy típicas también las empanadas, (de verde, de morocho,…), las humitas, el choclo, el maduro (plátano frito) con queso…
Al igual que en Perú, se come también el cuy, está muy rico…
Cuy asado
También es muy típico aquí el ceviche, (de pescado, de camarón…). 
Ceviche de camarón
Para beber son fabulosos los jugos y batidos de frutas, (con agua y con leche, respectivamente).
Recomendación:

*Restaurante: Mama Clorinda, calle Reina Victoria, al lado Plaza Foch.

Quito, la bella ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad

Con razón es considerada un tesoro… Quito es una bella ciudad ampliamente expandida en un gran valle y en las faldas de varias montañas, con casitas de colores, una arquitectura con pinceladas coloniales y góticas, muchas iglesias a cual más bonita, plazas y jardines enormes llenos de vida y varios puntos que ofrecen unas vistas panorámicas magnificas. 
Plaza Grande, (al fondo la Catedral)
Son visitas obligadas su Plaza Grande, con la Catedral, la Iglesia de San Francisco, de la Merced, la Compañía, la Plaza del Teatro, la Basílica, la animada zona de restaurantes de la Plaza Foch y el Panecillo, (un monte presidido por la Virgen desde el cual se tienen unas vistas bellísimas de la ciudad).
Iglesia San Francisco
Calle Ronda, (muestra de juegos tradicionales)
Vistas del Panecillo,
desde el Centro Histórico
También es interesante coger el teleférico para subir los 4.100 metros de Cruz Loma, el panorama desde allí es majestuoso.
Vistas de la ciudad desde lo 
alto de Cruz Loma
A una hora de viaje desde Quito se puede visitar la Mitad del Mundo, un pequeño pueblecito que tiene unos cuantos interesantes museos y donde se pueden ver bonitas danzas tradicionales.
Danzas tradicionales
en la Mitad del Mundo
Recomendación:
*Alojamiento: Hostal Backpackers Inn, calle Juan Rodríguez 245, con Diego de Almagro.

Islas Galápagos, el paraíso natural de especies únicas en el mundo

Me he quedado fascinada con esta maravilla de la naturaleza, considerada uno de los Patrimonios Naturales de la Humanidad. Las Islas Galápagos fueron descubiertas en 1535 por fray Tomás de Berlanga y, 300 años más tarde, un joven Charles Darwin llegaría a ellas. Años más tarde, con la información recopilada y los estudios realizados, publicaría su Teoría de la Evolución de las Especies. 

Con una tortuga gigante 
en la Reserva El Chato

Están formadas por 13 islas más grandes, 6 menores y más de 100 islotes y rocas. Sólo 5 de estas islas están pobladas y el 97% de la superficie total es Parque Nacional. El 30% de las especies son originarias de Galápagos. 

León marino

La mejor forma de conocer las islas es en barco, yo he podido visitar la isla de Santiago, (Puerto Egas, playa Espumilla, Bucaneer Cove), la isla Bartolomé, (Sullivan Bay), la isla North Seymour y la isla Santa Cruz, (Los Gemelos, Reserva de Tortugas Gigantes El Chato).

Isla Bartolomé

Es maravilloso poder observar las especies endémicas, algunas de ellas en peligro de extinción, en su propio hábitat: las tintoreras, las tortugas gigantes, los leones marinos, los piqueros de patas azules, los pingüinos, fragatas, cormoranes, pinzones, flamencos… 

Piqueros de patas azules, (macho y hembra),
en el ritual del cortejo
Fragata común

Una de las mejores experiencias que me llevo ha sido hacer snorkel en las diferentes islas y poder extasiarme con la fauna y flora marina: nadar con tortugas y leones marinos, ver peces de mil colores, pingüinos, estrellas de mar… hasta tiburones! Uno de ellos me dio un pequeño susto y se puso en vertical a unos treinta centímetros de mí, (era una tintorera de unos dos metros…)…salimos corriendo del agua, afortunadamente es una anécdota más para mi mochila… Ha sido un destino que no olvidaré en mi vida!

León marino

Recomendación:
* Alojamiento: Hotel Lirio del Mar, Santa Cruz.
* Tour Islas Galápagos: www.galapagos-cruises.ca