Mi viaje a Itaca de este año…

Preparada para el gran viaje…

Y por fin ha llegado el gran día. Mi particular viaje a Ítaca de este año empieza hoy. Tengo los síntomas inconfundibles que siempre me avisan de que se avecina el pistoletazo de salida: la madeja de nervios en el estómago, la ilusión y el vértigo y la sonrisa de niña pequeña a punto de abrir su regalo dibujada en mi cara. Me encanta que cada destino suponga un nuevo reto y el organizar este viaje que ahora comienzo sola ya ha supuesto varios, sobre todo por las barreras de idioma y de acceso a tecnologías que hay en China. Pero siempre hay gente encantadora, (y muchos amigos viajeros) que me han ayudado a diseñar mi ruta por China. En las próximas semanas voy a recorrer Shanghai, Beijing, Datong, Pingyao, Xi’an, Zhangjiaje, Fenghuang, Guilin, Yangshuo y Hangzhou, (un total de 10 trenes y un vuelo interno para hacer unos 6000 kms). Va a ser divertido el hacerme entender en este país donde casi nadie habla inglés en las zonas donde estaré la mayor parte del tiempo. Llevo carteles en chino para poder llegar a las estaciones de tren y metro, aunque usaré lo que me han aconsejado y que siempre suele funcionar, da igual en el país que te encuentres: una gran sonrisa.
Así que ya voy equipada con lo necesario y con muchísima ilusión y ganas de vivir esta aventura, os iré contando… 3, 2, 1.. Allá voy, China!!
¿Me acompañas?
http://lamochiladenoelia.blogspot.com/
#miviajeaitaca
#travellingwakesupthespirit
#pasionporviajar
#espiritunomada

Allá voy, China!!

Mi viaje a Ítaca, siguiente destino: India

Bueno… Pues ha llegado el día! Allá voy, India!
Siempre me pongo nerviosa antes de un viaje pero en esta ocasión lo estoy aún más, este destino me impone bastante respeto porque creo que el choque cultural y emocional puede ser bastante más grande que en otras ocasiones. Estoy emocionada y dispuesta a vivirlo a tope, a conocer al máximo este país, mezcla de religiones y etnias y cuna de la espiritualidad. Deseando aprender de esta cultura, en un subcontinente con más de 1.000 millones de personas, empaparme de su historia, maravillas y sabiduría y de hablar y compartir con su gente, conocer sus opiniones y sus inquietudes y aportar mi granito de arena en el proyecto de voluntariado… Preparada para volver con mi mochila personal mucho más cargada de lo que la llevo, pero de cosas que pesan menos y no se olvidan nunca. 😉


Fin de mi cuarta etapa (Estados Unidos)

Acaba hoy mi etapa en Estados Unidos…me llevo la mochila cargada de
emociones, de experiencias, de vivencias muy intensas, he disfrutado a
tope de mi etapa aquí. Ha sido un destino en el que he visto situaciones
fuertes en las que el ser humano puede encontrarse, (sobre todo en mi
primer destino, Las Vegas). He visto de cerca personas que estaban en
situación límite debido a las drogas, al alcohol, al juego… Todo esto
da mucho que pensar: un lugar que es como un parque temático para
adultos donde todo está permitido, totalmente contrario al espíritu
puritano que invade al resto del país. Es un lugar donde se puede beber y
fumar en la calle, dentro de cualquier tienda, hotel o lugar público,
se puede ir desnudo o vestido de forma obscena, ofrecer los servicios de
prostitución por la calle con tarjetas y carteles…aunque está
prohibido sentarse en la acera o pedir limosna. Allí he visto también
discusiones fuertes entre personas a causa del dinero, del juego,
incluso personas apostando y jugando en varias máquinas a la vez,
gastando miles de dólares en pocas horas… Los hoteles y casinos no
tienen ventanas, entre otras cosas, para evitar que los huéspedes se
suiciden ahí. Hay un índice elevadisimo de suicidios en Las Vegas que se
oculta y no sale en los medios de comunicación, para no empañar la
imagen de paraíso ideal que pretende dar.
Por otro lado, en este país he tenido la suerte conocer a gente
maravillosa con la que compartido experiencias y conversaciones que me
han permitido aprender mucho. Incluso he vivido algún momento mágico, de
esos que yo llamo “causalidades” de la vida… Hay uno que me
impresionó mucho: En Quito conocí a una chica muy maja, Tee, ella es
afroamericana y vive en Oakland, cuando estuvimos juntas en Ecuador
quedamos en que nos veríamos en San Francisco, (ella vive a media hora
en tren). Resulta que nos mandamos varios mensajes pero no habíamos
concretado cu
ándo vernos. Hace tres días salí con un amigo del hostel a un bar a
tomar algo, en San Francisco, (en un población con cerca de un millón de
habitantes podéis imaginar que hay muchos bares y restaurantes)…. Lo
habéis adivinado, me encontré con Tee de casualidad en el bar… cuando
nos vimos no podíamos creerlo, la última vez que nos
vimos fue en Quito…Si hablamos de probabilidades estadísticas, cuáles
había de encontrarnos al azar en una ciudad como San Francisco? Menos
mal que la vida no entiende de probabilidades y sí de conexiones y de
que siempre todo pasa por algo… bueno, o al menos, eso creo yo…

 
Con Aina en Las Vegas
Con Edwin, (Colombia), Chris (Taiwan)
 y Frida (Alemania)

En Las Vegas, con amigos de varios paises,
(Alemania, Nueva Zelanda, Holanda, USA)

Con Hue, de China, en Yosemite


San Francisco, una ciudad que te enamora…

No tenía muy claro si llamar a este post “la ciudad de la niebla” o “la ciudad de las cuestas gigantes”, creo que ambos aspectos la definen. Pero, tal y como me advirtió mi buen amigo Hans, al cabo de unos días viviendo en esta ciudad acabas irremediablemente enamorado de ella. 
San Francisco es una ciudad viva, llena de novedades cada día, que seduce por sus edificios, sus parques, sus rincones para pasear, su gente y su calidad de vida.
Intenté ver en tres ocasiones el famoso Golden Gate Bridge, y me resultó imposible por la niebla hasta el cuarto día… aunque, como si se tratase de una novia que hace esperar a su amado en el altar y, cuando llega, está tan radiante y bonita que todo se le perdona, me quede fascinada cuando lo ví resplandecer delante de mí.

Golden Gate Bridge

Uno de los sitios más dinámicos de la ciudad es el Pier 39, un muelle donde hay un montón de restaurantes, sobre todo de marisco, de cafeterías y, sobre todo, mucha animación. No hay que perderse los cocktails de gambas, o el clam chowder, que es un pan redondo que rellenan con una especie de sopa de marisco. Del Pier 39 parten varios tours para visitar Sausalito, Tiburón, Muir Woods, o el Golden Gate Bridge. 

Leones marinos en el Pier 39
Union Square
Muy bonito también el Golden Gate Park, donde se encuentran el Japanese Garden y el Botanic Garden, (precioso, con árboles y plantas de todos los continentes).
Botanic Garden, dentro del
Golden Gate Park 

Lombard Street

San Francisco es una ciudad pionera en abogar por la igualdad de derechos de los homosexuales, (su barrio de Castro es un ejemplo de ello). 
Barrio de Castro
Una de las atracciones más famosas en San Francisco es su tranvía, toda una experiencia montar en la parte lateral y sujetarse a la barra mientras se desliza rápidamente por la interminables cuestas de la ciudad.
 Cable car en San Francisco
Recomendación:
* Alojamiento: Amsterdam Hostel, 749 Taylor Street.

Reflexiones de una viajera

Hoy no voy a hablar de ningún lugar en concreto, sino de algunas reflexiones que me gustaría compartir con vosotros. Estoy en el ecuador de mi viaje, ya llevo un mes y medio viajando con mi mochila, conociendo lugares fantásticos y ciudades maravillosas. Pero lo que más me está enriqueciendo en este viaje es, sin duda, la gente y los amigos que estoy conociendo en el camino. Las conversaciones compartidas con ellos no tienen precio, son momentos únicos que me están permitiendo aprender muchísimo con y de los demás.
Como me dijo un buen amigo, Javier, antes de emprender este viaje… Es una peregrinación, un viaje de descubrimiento, tenía toda la razón, está resultando una vía de conocimiento de mí misma, a través de los demás, hacia fuera y hacia dentro al mismo tiempo. He compartido momentos de conexión, por ejemplo, con una familia ecuatoriana, hablando de la situación social y política de su país, con una amiga de China que vive en Washington hablando de la realidad laboral china o con una amiga de Guatemala sobre la situación de la mujer en su país.

Jardín Botánico, Golden Gate 
Park, San Francisco

Creo que en la vida es importante pararse a pensar, de vez en cuando, dónde estamos y hacia dónde queremos ir… Cuestionarnos si lo que estamos haciendo, o lo que somos, es lo que realmente queremos ser y hacer. Esto es algo que he compartido con muchos viajeros, y en muchas ocasiones hemos coincidido que el viaje nos está permitiendo “tomar perspectiva” de nuestra vida, poder analizar y poder elegir hacia dónde queremos dirigirnos. Qué curioso, aunque no es siempre necesario emprender un viaje, el tomar esa distancia quizás ayuda a enfocarse mejor. Conocer otras formas de ver la vida, otras culturas, algo más allá de los “muros de tu jardín”… Y, de nuevo, hace falta saltarse las normas, salir del camino convencional, y, por supuesto… lidiar con las barreras que nos podemos encontrar para ello. Cuando te sales del camino que los demás “esperan que sigas” tienes que estar preparado para tener que responder a personas que van a verte raro, diferente… De todas las veces que he tenido que enfrentarme a esta situación me hizo gracia la que que viví en un aeropuerto en USA, donde el policía del control de pasaportes, (se escudan en su situación de poder que les da supuestamente derecho a preguntar todo lo que se les ocurra…) empezó a cuestionarme por qué viajaba sola… Mi respuesta no pudo ser más sencilla… Y por qué no? El sonrió, pero quiso seguir indagando: No tienes marido que te acompañe? No tienes hijos? Cuando respondí que no, el fue más allá: Y no te importa? (imagino que esto lo preguntó ante mi gran sonrisa y mi cara feliz). Comprendí que era un poco absurdo intentar explicarle a este buen hombre que no me hacía realmente falta para ser feliz, pero me resulta curiosa esta cuestión… a lo que se considera “cierta edad”, el salirte de lo convencional, de lo establecido, puede parecer “raro”. Creo que hay muchos caminos para ser feliz, no existe solo una opción, y no es, por supuesto, la misma para todos. Lo importante es ser feliz con la opción que tu elijas, no elegir la que se supone “que te corresponde” . Me queda la duda de si este policía le hubiera preguntado lo mismo a un chico de mi edad viajando solo…  Es cierto, que también, ante mis respuestas, lo único que el me dijo fue… “Tienes suerte, yo estoy casado y con hijos y no voy a poder viajar a Francia, que es lo que siempre he querido hacer”. No digo que una opción sea mejor que otra, simplemente son diferentes.. Sólo que no juzguemos lo que “debería ser”, hay tantas opciones como queramos, y somos cada uno de nosotros los que elegimos… sabiendo además que, cuando queramos, podemos cambiar la dirección de nuestras vidas y tener nuevas prioridades e ilusiones.

Yosemite National Park

Tikal, cuna de la cultura maya

Descubierto en 1848, Tikal fue declarado por la Unesco en el año 1979 Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. La ciudad de Tikal nos da una gran información sobre los ritos, costumbres y conocimientos que el pueblo maya tenía muchos cientos de años antes de Cristo.

Tikal
 Plaza de los templos, Tikal
Ceiba, árbol nacional de Guatemala
Muy cerca de Tikal hay un pueblo muy bonito, se llama Flores, y está situado a orillas del Lago Petén Itzá, es muy recomendable visitarlo, y, sobre todo, las vistas desde la zona de San Miguel.
Isla de Flores, desde San Miguel
Recomendación:
* Alojamiento: Chantunha Hostel, zona San Miguel, Flores.

La Antigua, pintoresca ciudad Patrimonio Mundial

Guatemala ha tenido cuatro capitales a lo largo de su
historia, y la primera de ellas fue la que ahora se conoce como La Antigua, que
fue arrasada por sus cercanos volcanes en varias ocasiones. Por ello tuvo que cambiarse
su ubicación, y además, ése fue uno de los motivos por los que se cambió también la capital a Ciudad de Guatemala. De ahí viene el nombre de la capital vieja o “La Antigua”.
Es una preciosa ciudad, muy colorida, con muchas iglesias coloniales muy
bonitas, (San Francisco, Capuchinos, Santo Domingo, San Jerónimo, La Merced),
bonitos parques y rodeada de volcanes, (Volcán de  Agua, Volcán de Fuego). 
Catedral de La Antigua 
Calle del Arco
Las fachadas de los edificios son preciosas, de colores
vivos, adornadas con balcones y ventanas de forja y llenas de flores, (dice la
tradición que antiguamente los padres ponían flores para impedir que los pretendientes
de sus hijas pudiesen hablar con ellas por las noches a través de los balcones).

Balcón adornado en La Antigua
Son muy bonitas también las vistas de la ciudad desde lo
alto del Cerro de la Cruz y del Cerro de Santo Domingo.
Cerro La Cruz
Además, en el Parque Central, algunos días se hace una
muestra de danzas indígenas, muy interesantes de ver y que muestran la música y
costumbres mayas.
 Con un grupo de danza indígena 
en el Parque Central
Músicos tocando la marimba, 
instrumento típico guatemalteco

Fin de mi segunda etapa (Ecuador)

Los días que he pasado en Ecuador han sido maravillosos, estas dos semanas me han resultado muy intensas, me da  la impresión de que he estado mucho más tiempo… Han sido muchos destinos: Guayaquil, Puerto López, Islas Galápagos, Quito, Mitad del Mundo… Ecuador me ha sorprendido muy gratamente, es un país maravilloso con muchos lugares preciosos que te impactan. Es cierto que el tesoro más conocido son sus increíbles Islas Galápagos, pero hay muchísimos sitios interesantes para conocer.
Los ecuatorianos que he conocido han sido gente fantástica, muy hospitalarios, muy amables y siempre deseando ayudar… muchos de ellos, sin conocerme de nada, se han desvivido por hacer que me sintiera como en casa,… y lo han conseguido! Me ha encantado su generosidad y su amabilidad…

He tenido la oportunidad además de conocer en estas dos semanas amigos de casi todos los continentes: australianos, americanos, canadienses, japoneses,colombianos, argentinos, brasileños, venezolanos,de muchos países de Europa,
Me sorprende la cantidad tan grande de personas que viajan solas, varios meses o un año, por todo el mundo, por el hecho de conocer y  descubrir… en otros países es algo bastante frecuente… Lo mejor que me llevo en la mochila son estos momentos compartidos con amigos viajeros encontrados en el camino…
Espero que mi siguiente destino, Guatemala, sea tan maravilloso como lo que he conocido hasta ahora…
Cenando con amigos en Guayaquil, 
de izquierda a derecha:Diego, Carmen,
Paulo, yo, Verónica y Lucho
Con Kristina y Barbara, dos amigas eslovacas
 que conocí en Galápagos
Con Tamara, de Santa Cruz (Islas Galápagos) 
Con amigos en Quito, Tee (EEUU),
Gabriel (Canada) y Agata(Polonia)
Comiendo en la Mitad del Mundo
con Oscar, Leti y Otto

Fin de mi primera etapa (Perú)

Hoy dejo el primer país de mi viaje y parto con rumbo al siguiente destino: Ecuador. El balance de esta primera etapa ha sido muy positivo y enriquecedor. El primer día me asaltaron algunas dudas, me encontré con algunas personas que, intentando aconsejarme, me decían que Lima era peligroso para una extranjera viajando sola, que no llevase mochila ni cámara a la vista, que no hablase con desconocidos ni preguntase nada a nadie… Obviamente todos estos consejos eran más bien…imposibles de seguir. Una de las cosas que más me gusta de viajar como lo hago es todo lo que comparto con la gente que voy conociendo por el camino, sobre todo la gente local. Me apasiona compartir experiencias, conversaciones, puntos de vista… y aprender de todo ello.
Es precisamente es ese momento, cuando te relajas, abres tu mente a otros puntos de vista, a otras realidades, aprendes de los demás y puedes compartir momentos muy especiales con personas que han nacido a miles de kilómetros de tí, en un ambiente y cultura muy diferente, pero que, al fin y al cabo, comparten la mayoría de las veces unas mismas inquietudes y valores en su vida.
Te das cuenta entonces de que es más lo que nos une que lo que nos separa.
Creo también que cuando viajas es mejor confiar en los demás, dependes de ellos para poder vivir en tu camino, y esa dependencia es maravillosa, el ser humano lo es, encuentras más bondad de la que imaginabas. Eso no implica no prestar atención y tener cuidado, pero creo que es mejor confiar en los demás, eso te permite descubrir, conocer y comprender al otro.

Brindando con pisco sour, con Leo, un amigo
peruano y Manuel, una amigo mexicano
Pancho, mi guía en la selva del Amazonas
Mario, el niño barquero que
nos acompañaba por el Amazonas

Con Beatriz y con Irma, de Lima

En Lima, con Renzo, comiendo anticucho, (brocheta 
de corazón de vaca, muy típico y buenísimo)

Recomendación:
*Lectura: “Crónica del Perú. El señorío de los incas”,de Pedro de Cieza de León. Es un libro fabuloso que me ha regalado un amigo venezolano que he conocido en el camino, sobre la historia de Perú.
* Restaurante: Anticuchos Grimanesa, Avda. Ignacio Merino, 466, en Miraflores, Lima.

Lima, la ciudad desierto

Lima es la segunda ciudad más grande del mundo construida en un desierto,
después de El Cairo, en Egipto. A pesar de eso, tiene un elevado consumo de agua
por habitante, mucho más grande que el de la capital egipcia. La diferencia es
que Egipto cuenta con el Nilo, 20 veces más caudaloso que el Rimac, el río que
abastece Lima. Es por eso que en la ciudad se está llevando a cabo una campaña
de concienciación sobre el consumo del agua, como se puede ver en el Parque de
la Reserva, (o Parque del Agua), con un conjunto precioso de fuentes, con
espectáculo nocturno de luces y música y con una exposición permanente sobre el
agua y el consumo responsable.

Fuente Arco Iris, Parque de la Reserva

Además en Lima es interesante visitar su
centro histórico, la Plaza de Armas, (muy espectacular su cambio de guarda
al mediodía), la Catedral y su museo, la Iglesia de San Francisco, (las
catacumbas), la Plaza San Martín, la Plaza Grau, etc.

Catedral de Lima, Plaza de Armas

En el barrio de
Miraflores, en plena ciudad,se encuentra también una visita muy interesante: las ruinas de
Huaca Pucllana, que datan del año 200 d.C., pero fueron descubiertas hace 60
años y, por distintos motivos, no se empezaron a excavar y sacar a la superficie
hasta hace tan sólo 30 años. Son espectaculares, y muestran la forma de vida,
rituales de ofrendas, funerarios , etc. de las culturas lima y la wari, como
adoradores del mar.

Ruinas de Huaca Pucllana, Miraflores, Lima

También en ese mismo
barrio se puede pasear por el Malecón y el Parque del Amor, o ver el Torito de
Pucara, en el Parque Kennedy, que simboliza la abundancia y la prosperidad y
representa la fertilidad en la cultura andina. 

Torito de Pucara

Recomendaciones:
* Hospedaje: Hostel International Lima, calle Casimiro Ulloa.
* Restaurante: Perú Gourmet.