India: Lo que me traigo de vuelta en mi mochila…

 
 Foto de familia con parte de los niños y trabajadoras del orfanato, 
(Misioneras de la Caridad, Delhi)

La hermana Tina me dijo el otro día que una de las cosas que mejor les vendría a los niños como destino de los donativos que había traído de España era ropa, así que ayer me fui con dos trabajadoras del orfanato a un mercado gigantesco de Delhi y estuvimos comprando ropa para todos los niños.

 Pimki, Marisha y Pallack posando con sus vestidos nuevos

Abriendo las sorpresas…

Hoy se la hemos dado y ha sido como una gran fiesta, ha sido increíble ver las caras de alegría y de emoción de estos niños abriendo ilusionados las bolsas y poniéndose su ropa nueva. ¡Qué importante es recordar siempre estos momentos! Espero que no se me olviden si se me ocurre quejarme alguna vez de pequeñas cosas del día a día sin pararme a pensar que realmente se necesita bien poquito para ser feliz y sonreír. Si tan sólo no olvidáramos nunca estas maravillosas lecciones de vida que nos dan los niños, sobre todo estos pequeños grandes héroes. Han sido grandes maestros para mí enseñándome que tú siempre eliges la sonrisa que vas a ponerle a la vida cuando te reparte unas cartas para jugar tu partida y desde el principio llevas las de perder. Ha sido impactante para mí compartir con ellos estos días y aprender de su capacidad de superación de las dificultades y de aceptación de la realidad. Ojalá nunca se me olviden las historias de supervivencia de estos pequeños ángeles, los llevo ya en mi corazón…

 Con Pinky y Bania

 En la sala de juegos/comedor

 Con Pallack y dos trabajadoras del centro

Con Lovely, Anut y Marisha
Con una de las misioneras del orfanato

Para aquéllos que queráis ampliar información sobre la labor de las Misioneras de la Caridad, (Teresa de Calcuta), en su orfanato de Delhi, os dejo su página web:
https://www.facebook.com/pages/Mother-Teresas-Missionaries-Of-Charity-Jeevan-Jyoti-Home/301705593205917

Fundación Kamalini: empoderar a las mujeres indias…

 Con el equipo de profes de Fundación Kamalini 

Los jueves son días libres para los voluntarios en el orfanato de las Misioneras de la Caridad de Delhi, así que hoy he aprovechado para colaborar con la Fundación Kamalini. Es una fundación que se encarga de empoderar a mujeres indias a través de formaciones específicas que en el corto plazo les capaciten para poder trabajar y a largo plazo les permitan ser un poco más independientes y poder tomar sus propias decisiones. En India las mujeres en muchas ocasiones no lo tienen nada fácil para poder decidir su propia vida, con quién casarse o cómo vivir.

Coaching de equipos 

Esta fundación nació con una fantástica misión: facilitar a las mujeres el acceso a una educación práctica y apoyarles en sus iniciativas o creación de microempresas. Conocí a Fátima, su fundadora, gracias a una de esas maravillosas “casualidades” del destino, (cada vez estoy más convencida de que no existen y de que todo pasa por un motivo determinado, todo es “causal” más que “casual”). Así que nos conocimos en persona aquí en Delhi hace una semana y después de fascinarme con este proyecto que esta española fundó, quedamos en que hoy colaboraría con ellos facilitando un coaching de equipos con el equipo de profesoras de la fundación. Tengo que decir que al principio estaba un poco preocupada, ya que suelo prepararme con mucho más tiempo estas intervenciones cuando trabajo en las empresas y que además cuento con mucho más material y medios. En esta ocasión no contaba con ningún material, (cuando vine a India no contaba con hacer esto), así que me he concentrado en usar al máximo la imaginación y la creatividad para facilitar este team coaching con el objetivo de acompañar a este equipo a crear un espacio de confianza y de comunicación para que identificasen sus objetivos y fijasen su plan de acción.

Dinámica con el equipo

No os podéis imaginar lo gratificante que ha sido y lo que me alegro de que les haya resultado de tanta utilidad, como me han manifestado al terminar. Una vez más constato que cuando las cosas se hacen poniendo el corazón simplemente hay que relajarse y confiar, lo demás va fluyendo y sale solo.
Me siento muy feliz y agradecida al súper equipo de profesionales de Fundación Kamalini por esta fantástica jornada y por lo que he aprendido con vosotras.
Con su permiso comparto con vosotros algunas fotos del día.
Para aquéllos que queráis más información sobre las actividades de esta fundación y/o queráis contribuir a su trabajo con un donativo os dejo su página web: www.kamalini.org, (también los podéis encontrar en Facebook).